Seguinos en redes

El Mundo

Paraguaya en Buenos Aires se interpone a 5 balazos que su ex disparó a sus hijos, está grave

Publicado

Un paraguayo residente en Argentina  habría intentado matar a sus dos pequeños hijos, pero la mamá se puso de “escudo” y ligó todos los balazos. Ahora está grave e un hospital de Moreno, Argentina.

Jéssica Fernández  Argüello, peluquera de 28 años, recibió cinco disparos delante de su hermana y sus dos hijos de 3 y 4 años, el pasado sábado.

Sobrevivió, pero pelea por su vida en terapia intensiva mientras que el acusado por el ataque, Justino del Valle Ríos, está prófugo.

El tipo es el padre de sus hijos, y es de nacionalidad paraguaya al igual que Jéssica.

De acuerdo a lo que informaron los médicos del hospital De La Vega de Moreno, Jéssica recibió en total cinco disparos que le afectaron distintos órganos vitales, entre ellos un pulmón y el corazón, a raíz de los cuales debió ser intervenida de urgencia. Tres de los proyectiles impactaron en su pecho mientras que los otros dos impactaron en el hombro y en una pierna.

Según los datos de la Policía, el sábado pasado el compatriota entró armado a la casa y fue directamente al comedor donde estaba estaban su ex mujer con los dos hijos de ambos, un nene de 3 y una nena de 4, su hermana Tania y un amigo de ella.

En ese momento, según relató Tania, empezó una discusión que se tornó cada vez más violenta y en la que Delvalle volvió a amenazarla verbalmente con matar a sus propios hijos, que se escondían detrás de las piernas de su madre y lloraban.

“Ella lo había denunciado a escondidas, y me llamó desesperada pidiéndome que la acompañara porque tenía miedo y me fui hasta su casa”, contó la hermana de Jéssica en diálogo con TN. La mujer  aseguró que Del Valle la enfrentó directamente, bloqueó la entrada la principal y le dijo: “Puta de mierda, te voy a dar tres tiros a vos, a tus hijos y a tu familia”.

En un momento el hombre sacó de su cintura un revólver calibre 22 y le apuntó a los chicos que instintivamente salieron corriendo. Sin embargo, Jéssica los cubrió con su cuerpo y el ahora prófugo disparó 5 veces. Todos impactaron en el cuerpo de Jesica que cayó derrumbada en el piso del comedor. Después de disparar cinco veces contra la madre de sus hijos, Ríos disparó una vez más en dirección a su cuñada, aunque la bala impactó en la pared y no logró herirla. Luego huyó.

El Mundo

Exjugador del Parma de 29 años muere de infarto en juego de homenaje por muerte de su hermano

Publicado

El mundo del deporte está conmocionado por la muerte de Giuseppe Perrino, un exjugador del Parma de 29 años, que falleció repentinamente durante un partido en honor a la muerte de su hermano, fallecido en 2018.

El partido tuvo lugar en Poggiomarino, una provincia de Nápoles. El ex Parma estaba aparentemente normal antes de caer inanimado en el campo.

Según el diario español ‘Marca’, Giuseppe Perrino fue rescatado rápidamente en el acto, pero no se pudo hacer nada para salvar la vida del jugador.

Momentos después, Parma recurrió a las redes sociales para dejar un mensaje a los familiares de Giuseppe Perrino.

Una tragedia que te deja sin palabras lo ocurrido en la zona napolitana. Los Carabinieri tuvieron que intervenir en Poggiomarino en un polideportivo donde se celebraba un torneo de fútbol tradicionalmente dedicado a los jóvenes deportistas desaparecidos, publicó Today, de Italia.

Según se ha podido constatar, Giuseppe Perrino falleció en la cancha de fútbol justo cuando conmemoraba a su hermano Rocco quien falleció el 9 de junio de 2018 a la edad de 24 años mientras montaba en bicicleta.

En ese momento, el asunto tuvo consecuencias legales porque la familia denunció a los médicos y enfermeras del hospital de Sarno (Salerno).

Ahora, un nuevo dolor para la familia golpeada por un destino verdaderamente cruel y burlón. Perrino, de hecho, se habría derrumbado repentinamente al suelo perdiendo el conocimiento.

Era futbolista y había vestido las camisetas de Parma, Sapri, Ebolitana, Bellaria, Vigor Lamezia, Battipagliese, Scafatese, Turris, Real Poggiomarino, Pimonte y Solofra. El cuerpo pudo ser incautado porque los familiares quieren conocer las causas de la muerte que, según los 118 médicos que intervinieron, se debió a un paro cardíaco.

Continuar leyendo

El Mundo

El “deporte” nacional de tomar antibiótico para cualquier cosa  impacta ashá: detectan superbacterias de terror

Publicado

El uso indiscriminado de los antibióticos comienza a pasar factura en la región.  Científicos argentinos descubrieron la aparición de nuevas cepas de bacterias resistentes a los antibióticos,

La pandemia ya se llevó la vida de más de 3,6 millones de personas en el mundo, y ha empeorado problemas que ya se estaban produciendo. Se aumentó el uso inadecuado de antibióticos, un comportamiento que favoreció el aumento de poblaciones de superbacterias que producen infecciones más difíciles de controlar. “El panorama de la resistencia antimicrobiana es sombrío”, advirtió la Sociedad Argentina de Infectología ayer al considerar un reporte elaborado por científicos del Instituto ANLIS/Malbrán.

Esas bacterias tienen un mecanismo que les confiere resistencia a los antibióticos y pueden poner en riesgo la vida de las personas que las adquieren.

El aumento de la presencia de las superbacterias fue detectado en Ciudad de Buenos Aires, provincia de Buenos Aires y Neuquén. De acuerdo a la SADI, “preocupan sobremanera ya que, fenotípicamente, tienen la particularidad de no evidenciarse mediante las pruebas de laboratorio habituales, comportándose como bacterias sensibles a algunos antibióticos, cuando en realidad no lo son”, señaló el comunicado

“Las bacterias resistentes son una amenaza para la salud pública mundial hoy y para el futuro”, dijo a Infobae el doctor Lautaro de Vedia, miembro de la comisión de uso adecuado de recursos de la SADI y médico infectólogo del Hospital Muñiz de la Ciudad de Buenos Aires. “Durante el último año, con la pandemia, hubo un aumento grande de la tasa de un grupo de bacterias resistentes a los antibióticos carbapenémicos”, precisó.

Los fármacos carbapenémicos son derivados de la penicilina y son indicados para controlar las infecciones intrahospitalarias, como neumonía, infecciones asociadas a los catéteres, infecciones urinarias, entre otras. Pero “al aparecer casos de pacientes con las bacterias resistentes, esos antibióticos pueden no ser útiles. Entonces, el problema obliga a acudir a combinaciones de fármacos”, comentó el doctor De Vedia.

El aumento de ese grupo de bacterias resistentes se relaciona con el gran problema de la resistencia antimicrobiana: muchos de los antibióticos se indican o se usan cuando no corresponden tanto en salud humana como en salud animal. Incluso, los recetan los profesionales de la salud en casos de infecciones virales cuando los antibióticos se administran en casos de infecciones por bacterias.

De acuerdo con la SADI, si bien existen programas en control de infecciones en hospitales y personal de salud especializado en el problema, no se ha podido “revertir la falta de normatización y de controles, así como tampoco hemos podido concientizar y sensibilizar a las autoridades de salud para que asuman como propio este desafío”, expresaron en el comunicado. Subrayaron que hay una cultura asimétrica entre la necesidad de esos programas de control de infecciones y los escasos recursos, tanto humanos como económicos, que reciben.

En este contexto de pandemia, la aparición de un aumento de bacterias resistentes es preocupante”, dijo a Infobae el médico infectólogo Pablo Scapellato, profesor titular de medicina de la Universidad Fundación Favaloro y jefe de la unidad de infectología del Hospital Santojanni.

“Lamentablemente, tanto en nuestro país como en otros, creció el mal uso de los antibióticos durante la pandemia. Aún no se hace nada para trabajar en este problema. Parte del problema es que los grupos de profesionales infectología dentro de los hospitales no trabajan en las condiciones laborales óptimas ni los presupuestos necesarios para que se realice realmente un buen uso de la prescripción de los medicamentos”, opinó el doctor Scapellato.

El problema de las superbacterias compromete el futuro de la salud humana y animal. Si todo sigue igual,se multiplicarán las muertes por infecciones  , sostuvieron en la sociedad médica, que reclamó convocar a la comunidad médica toda, con el acompañamiento de especialistas y de las sociedades científicas nacionales, las carreras universitarias de medicina, farmacia y bioquímica, odontología y veterinaria (que son las especialidades que indican antibióticos) para encontrar la solución.

En marzo pasado, se había difundido un estudio de The Pew Charitable Trusts sobre el uso de antibióticos en pacientes hospitalizados con COVID-19. Se utilizó la base de datos de registros de salud electrónicos de IBM Watson Health para capturar datos de 5.000 pacientes y casi 6.000 admisiones desde febrero hasta julio de 2020 en los Estados Unidos.

Se encontró que hubo una prescripción excesiva de antibióticos durante los primeros seis meses de la pandemia. Si bien no fue posible determinar la proporción de tratamientos con antibióticos que fueron inapropiados, la disparidad entre el porcentaje de pacientes que recibieron antibióticos y los que fueron diagnosticados con infecciones bacterianas indica que algunos pacientes recibieron antibióticos innecesariamente. El 52% de las admisiones hospitalarias resultaron en la prescripción de al menos un antibiótico.

En contraste, el 20% de los ingresados con COVID-19 fueron diagnosticados con una neumonía bacteriana y el 9% fueron diagnosticados con infecciones del tracto urinario. En el 96% de los casos, el paciente recibió el primer antibiótico dentro de las 48 horas posteriores a su ingreso en un hospital.

Los infectólogos de la Argentina pidieron a la población general que “se sume al esfuerzo de encontrar fin a esta compleja y alarmante situación haciendo un uso racional de los antimicrobianos. Para ello, es indispensable evitar la automedicación y estimular, en la medida de lo posible, la consulta profesional que corresponda”. Es decir, si hay algún problema de salud, hay que consultar al médico y no usar antibióticos por recomendaciones de amigos o familiares o porque se los usó en otra oportunidad y quedaron guardados en el hogar.

“El informe del Malbrán es escalofriante”, opinó Alejandro Vila, investigador del Instituto de Biología de Rosario (IBR) y del Conicet que estudia la resistencia de los antimicrobianos. “Informa sobre enterobacterias que combinan mecanismos de resistencia previos, como las carbapenemasas. Hay dos riesgos: estos mecanismos son difíciles de detectar y no permiten actuar rápidamente con la terapia adecuada, y la combinación de estas dos carbapenemasas hace a las bacterias multirresistentes. Sería como un supervillano en un videojuego, que va juntando más armas para defenderse”, comparó en diálogo con Infobae. El doctor Vila enfatizó: “El mensaje hoy es no automedicarse con antibióticos ni hacer un uso indiscriminado tanto en el sector de la salud animal como humana”.

Continuar leyendo

El Mundo

Científicos descubren que los que superaron al Covid tendrían inmunidad de por vida

Publicado

Es el tesoro más preciado: después de haber superado Covid, ‘armarse’ de inmunidad contra esta infección. He ahí una de las grandes incógnitas, saber cuánto tiempo dura dicha armadura. Se ha podido constatar que la protección que nos confieren los anticuerpos trascienden, al menos, seis meses y ahora, un nuevo estudio ha descubierto que en los casos leves, un tipo de células inmunes empiezan a fabricar anticuerpos contra el coronavirus de por vida.

El hallazgo no podría ser más esperanzador. De hecho, hay numerosos grupos de científicos centrados precisamente en esta línea de investigación desde los primeros meses de pandemia. El verano pasado, por ejemplo, un trabajo conjunto entre el Instituto Karolinska y el Hospital Universitario Karolinska de Estocolmo (Suecia) mostraba que muchos de los afectados leves de Covid o asintomáticos desarrollaban la llamada “inmunidad mediada por células T” al coronavirus. A veces, incluso a pesar de dar negativo en anticuerpos en las pruebas serológicas.

Es decir, aunque dichos anticuerpos vayan decayendo, podríamos confiar en una inmunidad más persistente. También podría significar que aquellos afectados que no reflejen anticuerpos después de haber superado la infección, también podrían estar protegidos. Así, si esto se confirmara, probablemente, un mayor porcentaje de la población de lo estimado (con las pruebas de anticuerpos rutinarias) habría desarrollado inmunidad contra el SARS-CoV-2. Serían buenas noticias y a tenor de los últimos resultados que acaba de publicar la revista científica ‘Nature’, todo parece apuntar en la misma dirección.

No obstante, cabe recordar que son trabajos con muestras limitadas. En el ensayo más reciente (el de ‘Nature’) se han analizado los casos de 77 pacientes leves. A partir del cuarto mes tras la infección, en todos ellos se observaba que los anticuerpos empezaban a reducirse notablemente, aunque después continuaban presentes en la sangre hasta casi un año después.

Lo novedoso de este estudio es que los autores decidieron examinar por primera vez la presencia de células plasmáticas de larga duración en la médula ósea. La misión de este tipo de células comienza con la entrada de una amenaza en el organismo, Covid en este caso. Pasada la infección, la mayoría de éstas viajan a la médula ósea, “donde secretan continuamente niveles bajos de anticuerpos en el torrente sanguíneo”, tal y como explica el principal investigador de este trabajo, Ali Ellebedy, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en San Luis (EEUU).

Con el objetivo de comprobar si los afectados leves de Covid tenían células plasmáticas de larga duración contra el SARS-CoV-2, el equipo de Ellebedy pudo tomar muestras de médula ósea en 18 pacientes. De estos, la gran mayoría (15) generaron este tipo de células inmunes. Según Ellebedy, estas células están “simplemente asentadas en la médula ósea y segregando anticuerpos. Llevan haciéndolo desde que se resolvió la infección y seguirán haciéndolo indefinidamente… Estas células vivirán y producirán anticuerpos durante el resto de la vida de las personas”.

No obstante, los autores señalan que estos hallazgos hay que confirmarlos con trabajos más amplios y por otro lado, aún no está claro si se extraerán las mismas conclusiones en los supervivientes de Covid moderada o grave.

Fuente: El Mundo

Continuar leyendo
Publicidad

Lo más leído

¡Hola! Acá podés chatear con nosotros